jueves, 8 de octubre de 2009

Diagnóstico y Tratamiento

Es muy importante hacer un diagnóstico precoz. La mayoría de los efectos del hipotiroidismo son fácilmente reversibles.
El aspecto general del infante orienta hacia el diagnóstico.Análisis de sangre de laboratorio de las hormonas tiroideas.El tratamiento tras el nacimiento del hipotiroidismo detiene la evolución de las anormalidades, pero no restaura la función cerebral perdida.
En personas jóvenes, como en niños, el hipotiroidismo es poco frecuente. Especial importancia tiene la detección de la enfermedad en niños recién nacidos. En ellos, aproximadamente a la semana de edad, se realiza la toma de la prueba de tamizaje o prueba de talón. En esa prueba, se toman unas cuantas gotas de sangre del talón del niño, para efectuar varios análisis que pretenden detectar tempranamente algunas enfermedades metabólicas, y el hipotiroidismo neonatal. En éste último caso, el niño nace sin su glándula tiroides y por lo tanto desarrolla una carencia hormona tiroidea que si no es detectada y tratada de inmediato, puede conducir al desarrollo del cretinismo, condición caracterizada por retardo mental severo, sordera, falta de crecimiento, etc.
Las manifestaciones del hipotiroidismo pueden ser más fácilmente confundidas en personas adultas mayores. En esos casos, muchos síntomas (como el cansancio, los problemas de memoria) pueden ser confundidos con efectos de la edad, enfermedad psiquiátrica o demencia. Por lo tanto, debe realizarse pruebas de función tiroidea, de rutina y periódicamente, en mujeres mayores.
Es fundamental medir la función tiroidea antes o durante el embarazo. El hipotiroidismo materno puede producir aborto (aproximadamente 6% de todos los abortos son provocados por hipotiroidismo materno no tratado) o incluso problemas de aprendizaje en los niños nacidos de mujeres hipotiroideas no tratadas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada